Anuncian la apertura de las fronteras de forma gradual y cuidada

El Gobierno nacional anunció que desde el 1 de octubre se realizará la apertura gradual y cuidada de las fronteras del país debido a la baja de casos de coronavirus. La información fue difundida durante una conferencia de prensa que brindaron el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en la Casa de Gobierno.

Además, se publicó un cronograma estimado de las fechas para esto, el cual será coordinado con Migraciones, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y otras autoridades involucradas. 

A partir de este cronograma, se establecieron varias medidas importantes a tener en cuenta. Una de ellas es que desde el viernes 24 de septiembre no será necesario realizar el aislamiento para aquellos argentinos, residentes y extranjeros que ingresen al país con motivos de trabajo y que estén autorizados por Migraciones.

Por otro lado, desde el 1 de octubre se autorizará el ingreso de extranjeros desde países limítrofes sin tener que hacer aislamiento, aunque deberán cumplir ciertos requisitos. También, desde ese mismo día y hasta el 1 de noviembre se incrementará el cupo de ingreso progresivo en todos los corredores seguros, aeropuertos, puertos y pasos terrestres.

Según explicaron, la apertura de las fronteras terrestres se genera por un pedido de los gobernadores, e incluirá corredores seguros aprobados por la autoridad sanitaria con cupo definido según la capacidad de cada jurisdicción.

Siguiendo esto, para ingresar al país se les solicitará a las personas que tengan el esquema de vacunación completo con fecha de la última aplicación por lo menos 14 días previos al arribo.

También deberán presentar un test de PCR negativo en las 72 horas previas al embarque o un antígeno en el momento de ingresar y definido por la autoridad sanitaria. Aparte, deberán realizar otro test de PCR entre el día quinto y el séptimo desde la fecha de llegada, hasta que lo defina la autoridad sanitaria.

Aquellas personas que no presenten el esquema de vacunación completo, incluyendo los menores, deberán realizar la cuarentena que ya estaba pactada, un test de antígeno al ingreso y el test de PCR al día 7.

Está previsto que al momento de alcanzar el 50% de la población completamente vacunada, cifra que actualmente se encuentra alrededor del 45%, se dejará de exigir el test de antígeno al ingresar (salvo a aquellos no vacunados que se mantiene), el PCR al día 5-7 y se podrá subir el cupo de gente.