El Palacio de Versalles pasó a ser un Hotel

El primer hotel de la historia ubicado en el palacio se inauguró a principios de junio en la residencia de los reyes de Francia. Le Grand Controle es la sexta propiedad de la cadena hotelera lujosa “Airelles” y está compuesta por catorce habitaciones y suites que se dividen en tres edificios que datan del 1681 y que han sido restaurados. 

Los huéspedes del hotel tendrán que pagar como mínimo € 1.700 por noche para adquirir este privilegio. Sin embargo, tendrán la oportunidad de acceder de forma privada a los jardines de María Antonieta y el Gran Trianón de Luis XIV antes del horario de apertura diario a los turistas. Y por la noche tienen acceso exclusivo para recorrer el Palacio de Versalles, con el famoso Salón de los Espejos, la Ópera y la Capilla Real. Entre los servicios incluidos en la tarifa, figuran: servicio de mayordomo, desayuno y té de la tarde, además de paseo en los barcos y carros de golf del palacio.

La gastronomía está a cargo del chef Alain Ducasse (alain ducass), quien tiene 20 estrellas Michelin. El menú está inspirado en la corte de Luis XIV y el servicio de té está dedicado a María Antonieta, la residente más famosa del palacio.